JMJ 2011



MES de Agosto 2011
          La Parroquia Natividad de Ntra. Sra. de Canterería Burjassot Benimamet, “Iglesia 24 horas”, abrirá su puerta y su corazón con motivo de los días de la  diócesis DED las 24 horas del día y de la noche desde el 11 al 15 de agosto.
Con la ayuda del Señor,  estamos dispuestos a llevar adelante este servicio de acogida a todos los que deseen encontrar siempre  una Iglesia abierta. La casa de Dios, es expresión de su corazón, siempre dispuesto a recibirnos y ayudarnos en cualquier momento y circunstancias de nuestra vida.
Son muchos los jóvenes que sueñan con una Iglesia siempre abierta, que sea acogedora y sencilla, cercana y alegre, ecuménica y plural, casa de Jesús y de sus amigos, en donde todos nos sintamos a gusto.
Bienvenidos a la casa de Jesús que es también vuestra casa.
Miguel Ángel Vives Satorre
Párroco.
 

Archidiócesis de Valencia
Viernes 12 de Agosto de 2011

Una parroquia de Burjassot abre 24 horas al día para los peregrinos de la JMJ

Acoge también a un grupo de 31 jóvenes de Venezuela

VALENCIA, 12 AGO. (AVAN).- La parroquia de la Natividad de Nuestras Señora de Burjassot ha abierto sus puertas de forma ininterrumpida, hasta el próximo 15 de agosto, durante los “Días en Diócesis”, para los peregrinos a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), según ha informado a AVAN su párroco Miguel Ángel Vives.

Doce voluntarios por turnos estarán pendientes para atender a cuantos feligreses y peregrinos se acerquen a ella a orar.

Asimismo, esta parroquia valenciana acoge, desde el pasado miércoles, a un grupo de 31 jóvenes peregrinos procedentes de Venezuela, que se alojan en el colegio parroquial Natividad de Nuestra Señora y que, según Vives, “han sido recibidos como una gracia de Dios pues ayer celebramos la eucaristía de acogida y la alegría con la que la viven, contagió a todos los feligreses habituales de la nuestra parroquia”.

Durante los días en los que permanecerán en Burjassot y en Valencia, “les hemos preparado varias actividades para que puedan conocer nuestra ciudad, sus fiestas a San Roque y nuestras costumbres”, concluye Miguel Ángel Vives.